SOMOS PERIODISTAS, SOMOS MUCHO MÁS.

A los 15 años tuve una idea que me marcó para siempre. Fue en un recreo en el colegio cuando dije “quiero ser periodista”. Aquella que parecía una mera frase adolescente con el tiempo se transformó en mi marca personal.

Aquí estoy, 16 años después, ejerciendo la profesión diariamente, con todo el compromiso que implica. Algunos no lo entienden porque no me ven en televisión y, lamentablemente, creen que ser periodista es tan sólo figurar en el canal más visto, en la radio más escuchada o en el diario más leído. Pero no. Elegí hacerlo a mi manera. Y eso no quiere decir que las opciones mencionadas me parezcan algo erróneo. Al contrario, consumo todos los medios, algunos me gustan más que otros, y todavía conservo el sueño de colaborar con algunos en particular. Pero, aún así, estoy feliz por lo que soy, por lo que hago. Porque el periodismo es mucho más que eso. El periodismo sobrepasa el término “carrera”, “profesión”, “trabajo”. El periodismo es un ideal, es una filosofía de vida. Es compromiso. Es querer ir siempre un poco más lejos. Es salirse de los esquemas. Es algo más que “política, economía, deportes, espectáculos”. Es lo cotidiano. Es la pasión que brota desde todos tus sentidos. Es pensar más en llenar una expectativa, una ilusión, que los propios bolsillos.

Pero algunos no nos entienden. Por ejemplo, en mi caso, muchos prefieren catalogarme sólo como “una profe más de Inglés”. Y yo.. yo me niego a ese rótulo. No porque no esté contenta con mi labor como docente, sino porque no es lo único que me define. Porque no estoy a favor de los rótulos ni de los estereotipos. Porque soy más que eso. SOMOS más que eso.

Recuerdo que tuve un novio que no supo entenderme jamás. Tuvo el tupé de decirme que le avergonzaba mi profesión, por lo que prefería decir que “su novia” era traductora y profesora de inglés dado que, “periodismo” era una carrera que a él no le gustaba y que, encima, “no tenía salida laboral”. Juaz. Nada más alejado de eso. Pero bueno, no voy a esbozar detalles sobre una mente tan acotada como aquella. Me quedo con la mejor de las razones para llamarlo “ex”.

En fin, hoy mi escrito no es sobre las relaciones, sino sobre las pasiones. Y ser periodista es una pasión. Somos “multifunción”. Leemos, escribimos, editamos, entrevistamos, investigamos, indagamos, creamos, diseñamos, nos metemos en problemas, nos bancamos agresiones e injusticias, mayormente cuando nos meten a todos en la misma bolsa por el mal accionar de unos pocos que sólo ejercen la profesión para alimentar sus ambiciones económicas.

¿Qué hacés?”, me preguntan algunos. “De todo un poco”, respondo. Y es maravilloso ver el rostro de los inquisidores cuando les cuento a qué me dedico. “¿Desde una computadora?, ¿En tu casa?, ¿Periodismo digital? ¿Eh?”, son algunas de las preguntas que me hacen, sin descontar el profundo interés por mi salario. Muy graciosos realmente. Al menos me divierten un buen rato. Es increíble ver cómo muchos no pueden salirse de las malditas estructuras que los llevan a rechazar las innovaciones por el simple temor a lo “distinto”.

Muchas personas son felices con lo preestablecido, con los casamientos a cierta edad, las recibidas en tiempo y forma, los trabajos conocidos, en sí, las vidas monitoreadas por quién sabe quién y desde quién sabe qué lugar. Pero yo soy periodista. Yo soy soltera a los 31. Yo me dedico a escribir sobre las mascotas, a ayudar a los animales desde todos los lugares que puedo, a escribir desde el corazón y no desde el bolsillo. Yo soy profesora de inglés y aún me queda resto para ser mil cosas más. No nos dejemos definir por una cosa o por otra. Porque nos definimos en cada instante, porque todo el tiempo nos estamos reinventando y esa es la gracia de estar vivos.

Así que, sin más preámbulo, hoy quiero extender mi saludo a todos los periodistas que viven esta profesión como yo, desde el alma, desde el día a día, sin importar lo que diga el resto, sin depender de los parámetros, sin querer ser algo que no son. Aquellos que son constantemente eso que el corazón les dicta.

FELIZ DÍA COLEGAS, APASIONADOS POR ESTA BELLA LABOR QUE ESCOGIMOS CON LA MENTE Y EL ALMA 🙂

Silvina Rodríguez Gáspari

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *