UNA ESTRELLA MÁS EN NUESTRO CIELO

Dicen que cuando muere alguien tan especial se suma una estrella en nuestro cielo. Dicen que cuando alguien “tiene ángel” no desaparece jamás. Dicen que la muerte es algo meramente físico. Dicen que quien dejó algo no se irá jamás…

Hoy nos toca confirmar que se fue del mundo terrenal Cory Monteith. Algunos no sabrán quién fue. Otros lo nombrarán como “el actor de una serie más”. Algunos lo llorarán desde el fanatismo que provoca lo mediático, lo conocido. Pero otros, despedimos a alguien que supo hacer algo y muy bien: llegar.

Cory era muy joven (31 años), lo que muchos resumen en “toda una vida por delante”. Baterista, cantante, actor, con una vida que tocaba las puertas de la fama. Los más simplistas se quedarán en el dedo acusador y banal: “tenía problemas con las drogas”.

CORY 1

Las causas de su fallecimiento aún no han sido expresadas, pero, me pregunto ¿es necesaria esa información? Yo creo que lo que aquí vale es un reconocimiento por lo que fue, por lo que es y por lo que será.

Cory fue un chico común. Antes de dedicarse a la actuación tuvo trabajos como cajero de Wal-Mart, taxista y conductor de autobús escolar.  Cory llevaba su camarita a donde iba. Retrataba cada instante con sus amigos, sus viajes, sus días de grabación.

Cory atendía a los medios con una sonrisa y ofrecía simpáticas entrevistas en las que emanaba sencillez y alegría.

Screen-shot-2013-07-14-at-10.36.41-AM

 

Cory tenía un talento increíble. Maravillosa voz, destreza en la batería, carisma para llegar a través de las pantallas del mundo.

Cory es especial. Se fue de la cotidianeidad directa. Pero no se fue de quienes apreciamos su talento y su persona.

Cory perdurará para quienes supimos estimar todo lo que nos brindó. Desde una linda canción hasta un tweet reconfortante.

cory tweet

Cory hoy es una estrella más en nuestro cielo. Pero no una estrella cualquiera que se suma para perderse entre la multitud. Cory es hoy una de esas estrellas que se destacan desde cualquier punto del mundo, esas que brillan con tal intensidad que generan más que un suspiro, que desatan una hermosa sonrisa, que regalan una caricia y la transforman en paz.

Gracias Cory por tanto, que el cielo te cobije y te de la tranquilidad y armonía que merecés. Imagino estarás cantando junto a tantos que te acompañan y tanto admirás.

Mucha luz y mucha paz…

Silvina Rodríguez Gáspari

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *